Redactar es fácil por Miguel Angel Iparraguirre

Redactar es fácil por Miguel Angel Iparraguirre

Titulo del libro: Redactar es fácil

Autor: Miguel Angel Iparraguirre

Número de páginas: 203 páginas

Fecha de lanzamiento: October 4, 2017

Obtenga el libro de Redactar es fácil de Miguel Angel Iparraguirre en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Descargar PDF Leer on-line

Miguel Angel Iparraguirre con Redactar es fácil

El presente libro pretende orientar al participante en el descubrimiento de los esquemas lógicos del pensamiento, y hacer de la razón, la norma de todo proceso intelectual, y consiguientemente, de toda expresión. Por lo tanto, se parte de un nivel elemental, pues es en este punto de partida, donde faltan los conocimientos básicos, y, que más tarde, manifiestan su ausencia en todo tipo de redacción.
Para alcanzar este tipo de suficiencia y maestría, a la vez que, de seguridad y criterio lingüístico, se necesita poner en práctica los criterios lógicos, tan abandonados por nosotros a lo largo de la comunicación diaria, llena de rutina y descuido.
Nuestro libro tiene como objeto lograr -y sin duda lo haremos- que todas nuestras investigaciones puedan expresarse de forma tal que respondan a las estructuras mentales y se ordenen en el más variado, exacto, directo y elegante estilo.
Por supuesto, que esta habilidad podrá reflejarse en todo tipo de comunicación, tanto oral como escrita. De ahora en adelante, ponernos frente a una actividad de redacción, será tarea sencilla, y agradable. Todas las dificultades que aparecen en nuestras tareas de comunicación escrita, generalmente se deben a una ausencia de conocimientos básicos, tanto mentales como gramaticales, porque no se tuvo el docente adecuado.

Para todas aquellas personas que conocen los enormes vacíos que rodean su mundo de comunicación escrita. También para los que creen manejar el arte de escribir y durante la lectura de estas páginas descubren sus ausencias de conocimientos de redacción.
Igualmente, para los que se sienten capaces de manejar este arte (pues es una artesanía donde la mente y la lengua se conjugan) y ya han detectado la falta de conocimientos gramaticales, especialmente los básicos, tales como las reglas de puntuación (los semáforos del sentido), las reglas básicas de acentuación (“yo pongo los acentos donde caigan”) y las nuevas palabras incorporadas por la Real Academia de la Lengua Española.
Además, para todos los que tienen todas las dudas que aquí se mencionan y todavía no han encontrado respuesta.
Dudas en la transcripción de las palabras juntas o separadas (¿Cómo será lo correcto: así mismo, a sí mismo y asimismo?), desactualizados de las Últimas Normas de la Real Academia de la Lengua Española
¿Sabía Ud. que ya no se usa la palabra “carnet”, sino “carné”?, (¡Sí, señores, así como suena!) Por aquella regla de la Academia donde ordena la castellanización de las palabras de origen extranjero.
Otras inexactitudes. Así que Departamentos de Recursos Humanos que leen estas líneas, terminaron las jornadas de “carnetizacion” (entonces… ¿cómo se dirá?) Nunca debieron fabricar una derivación tan cómoda, tan “extranjera”, y tan elemental.
Lo lógico hubiera sido “jornadas de identificación laboral”; más sencillo y más exacto gramaticalmente hablando.

Y algo muy grave en el mundo empresarial: sus comunicaciones escritas. Son el reflejo de la cultura que da imagen a esa empresa.
Los modelos de sus cartas, y especialmente la “coletilla final” de la despedida de “…sin otra cosa de particular…” o “sin otra cosa a la que hacer referencia”. No diga nada ¡absolutamente nada! Solamente el saludo protocolar de “Atentamente” y no “Muy Atentamente”, pues diera la impresión de que su biorritmo ese día estaría muy alto y así tendría que expresarse. Por un momento seamos lógicos y alejémonos de la rutina consagrada por el uso de estas expresiones sin sentido y tan vacías.